Se presenta la tercera generación del Audi TT

El Audi TT y Audi TTS se presentan como primicia mundial en el Salón del Automóvil de Ginebra. La tercera generación del deportivo compacto vuelve a ser cautivadora, con su diseño emocional y sus cualidades dinámicas. El nuevo TT Coupé se caracteriza por el uso de tecnologías innovadoras en su motor y en su cuadro de mandos, incluyendo el Audi virtual cockpit.

Diseño exterior

Cuando el Audi TT de primera generación llegó al mercado en 1998, fue una revolución en diseño; su lenguaje estilístico estrictamente geométrico y coherente en formas forjó un icono de enorme carisma. Para la tercera generación del TT, los diseñadores de Audi han retornado a muchas de esas ideas, situándolas en un nuevo contexto a la vez dinámico y diferente.

El frontal del nuevo TT está dominado por líneas horizontales. La parrilla Singleframe es mucho más ancha y plana que la del modelo anterior, con una potente línea que la divide en dos zonas. Iniciándose en los ángulos superiores de la parrilla, dos pronunciados trazos curvos forman una V sobre el capó, el cual lleva el emblema con los cuatro aros de Audi. Las entradas de aire frontales de la parrilla disponen de elementos verticales que dirigen parte del flujo hacia los flancos.

Los faros planos dan a la faz del nuevo TT un aspecto característico. Los conjuntos Xenon son de serie, y Audi suministra opcionalmente faros LED o con su tecnología precursora Audi Matrix LED, en la que el haz de luz de carretera lo componen múltiples LEDs controlados individualmente.

Visto de perfil, el nuevo Audi TT es igualmente ligero y atlético; reposa a baja altura sobre el pavimento, como un felino listo para saltar sobre su presa. Con 4,18 metros, el Coupé es casi igual de largo que su antecesor, si bien su distancia entre ejes ha aumentado 37 mm hasta los 2.505 mm, determinando voladizos especialmente cortos. Su anchura es de 1.832 mm, y tiene la misma altura que la generación anterior, con 1.353 mm.

Carrocería

La construcción ligera es una de los grandes apartados de maestría Audi. La segunda generación del TT ya disponía de una carrocería tipo Audi Space Frame (ASF) confeccionada en aluminio y acero. Para el nuevo TT, Audi ha llevado sistemáticamente aún más lejos su principio de construcción multimaterial, en coherencia con la idea de utilizar la cantidad correcta de material correcto en el lugar correcto para optimizar las funciones.

La estructura inferior del Coupé, producida a base de aceros de alta y muy alta resistencia, presenta una optimización de carga sobre los ejes. En las zonas de la célula para ocupantes sujetas a los mayores esfuerzos estructurales, se emplean paneles preformados de chapa ultra-rígidos y a la vez ligeros, constituyendo el 17 por ciento del peso de la carrocería. Los largueros bajo las puertas y entramado del techo están hechos de perfiles extruidos de aluminio que se integran a la estructura a través de nodos de aluminio fundido. Este principio estructural crea un monocasco resistente y seguro. Los elementos de aluminio en flancos y techo completan la estructura. El capó, puertas y tapa de maletero también son a base de este metal ligero.

En conjunto, los ingenieros de Audi han logrado, por segunda vez, reducir significativamente el peso en vacío del Audi TT. Con la generación de 2006, se rebajaron hasta 90 kg respecto al primer TT. Y la versión con motor 2.0 TFSI del nuevo TT pesa sólo 1.230 kg; o sea, 50 kg menos que su antecesor. El bajo peso total es otra prueba de la maestría de Audi en construcción ligera, lo que afecta positivamente a varios apartados, especialmente los de aceleración, comportamiento y consumo de combustible.

Interior

Como en el exterior, las líneas y superficies horizontales enfatizan la anchura del interior. La consola del túnel central, que sirve de apoyo a las rodillas en conducción rápida en curvas, y los paneles de puertas tienen líneas fluidas similares.

Los asientos deportivos estándar del nuevo Audi TT llevan reposacabezas integrados y van posicionados más bajos que en el modelo anterior. Comparados con los asientos del modelo al que sustituyen, son cinco kilogramos más ligeros. Opcionalmente –de serie en el TTS– hay asientos deportivos tipo S de nueva concepción, con envolventes flancos ajustables neumáticamente, que son excepcionalmente cómodos y ofrecen excelente sujeción. El nuevo volante multifunción tiene su aro achatado por abajo y embellecedores con aspecto de aluminio en los radios. También integra un airbag para el conductor que ocupa un 40 por ciento menos de espacio sin mermar la seguridad, acentuando así la sensación de ligereza visual.

Numerosos detalles ilustran los altos niveles aplicados por Audi en materia de diseño y destreza artesanal, como la elaborada palanca de cambio, de nuevo diseño, el mando rotativo MMI con bien definidas inserciones, o las refinadas rejillas de altavoces iluminadas que acompañan al sistema de audio opcional Bang & Olufsen.

Como vehículo de 2+2 plazas, el nuevo TT es un deportivo que resulta muy apropiado para uso cotidiano. El maletero tiene una capacidad de 305 litros –13 más que antes– y puede ser ampliado al plegar los respaldos traseros.

Colores y equipamiento

El nuevo Audi TT ofrece una gama de colores más original y llamativa que su antecesor. Hay 11 colores exteriores, uno de los cuales es exclusivo para S line. Siete de los colores disponibles son nuevos en el TT, y dos de ellos completamente nuevos en cualquier Audi: el Gris Nano y Rojo Tango. También hay dos colores adicionales para el TTS, el Negro pantera con efecto espejo y el característico Azul Sepang.

Motores

Audi ofrece el nuevo TT y TTS con tres motores de cuatro cilindros, todos ellos con turbocompresor e inyección directa, y potencias entre 184 CV (135 kW) y 310 CV (228 kW). Los dos motores TFSI de gasolina y el TDI combinan potencia y eficiencia. El sistema start-stop es de serie.

Equipamiento

Junto a las características ya señaladas, merecen una mención especial la radio MMI y el freno de estacionamiento electromecánico. Las opciones incluyen –junto a los asientos deportivos S con numerosas variantes de acabado y tapizado en piel– la llave de confort, el sistema hold assist, el asistente de luces largas, el paquete de iluminación interior a base de LEDs, asientos delanteros calefactables y el paquete portaobjetos para el compartimento de carga.

El paquete connectivity cuenta con el MMI touch con panel táctil. En lo más alto de la gama se encuentra el sistema MMI navegacion plus con su gran memoria flash, dos lectores de tarjetas, lector de DVD, conexión Bluetooth y sistema de control por voz. El chip T30 de la serie Tegra 3 de los líderes del mercado Nvidia, que se utiliza en la nueva generación de la plataforma modular de información y entretenimiento, controla todas las funciones de navegación y multimedia y, junto con el procesador, presenta toda la información en el Audi virtual cockpit.

El sistema Audi connect complementa perfectamente al sistema MMI navegacion plus, y permite al nuevo TT conectarse a Internet utilizando el rapidísimo estándar de transmisión LTE. El punto de acceso Wi-Fi integrado permite que los pasajeros puedan navegar por Internet y consultar su correo, mientras que el conductor puede disfrutar de los servicios personalizados de Audi connect.

El sistema de sonido Bang & Olufsen cuenta con 12 altavoces y un amplificador de 14 canales. Los altavoces de graves situados en las puertas, brillan en la oscuridad gracias a unos discretos conductores de luz ajustables.

TAGS: ,

No hay Comentarios



Puedes ser el primero en dejar tu opinión siobre este artículo.

Deja un comentario