¿Quién será la mujer de Ecclestone?

Antes de que acabe su mandato, Bernie Ecclestone quiere ver a una mujer entre los 22 pilotos de la actual parrilla de Fórmula1. Alguna ha formado ya como tercer piloto y ha realizado test, pero sin llegar a ser oficial. Las hay que se han curtido en el resto de categorías y sólo esperan que llegue su momento. Será más pronto que tarde, porque lo que se propone Bernie, lo consigue.

Lleva varios años hablando con jefes de escudería, managers y ‘ojeadores’ a pesar de comentarios como estos: “No tienen las mismas aptitudes para pilotar que un hombre” de la boca de Stirling Moss.  Busca una mujer consistente al volante, preparada para sobrevivir en la pista y sobre todo, que atraiga a la atención de aficionados y extraños. No una cualquiera que acabe en el fondo de la parrilla y todos se olviden cuando pase la novedad, quiere que tenga nivel y que le haga ver cómo se desquician el resto cuando la vean pasar por el interior.

María de Villota (33) es la que más lejos llegó de todas al ser piloto de pruebas con Marussia y realizar un test aerodinámico en aquel fatal aeropuerto de Duxford. Ecclestone le dio todo su apoyo a la escudería, sintió la ayuda del equipo, y también lo pasó mal por momentos ante miradas recelosas en el ‘paddock’. De no verse trunca su carrera, tal vez la hubiéramos visto en la pista.

María compartía protagonismo con Susie Wolff (30), quien desembarcó en Williams tras su paso por el DTM con Mercedes. Mujer de Toto Wolff, director ejecutivo de Mercedes F1, tuvo todas las facilidades para llegar al organigrama de Williams F1, participó en un test de jóvenes pilotos y ahora es piloto de desarrollo de la escudería.

Es lo que, en los últimos años, más cerca hemos visto a una mujer de pilotar un coche. Ya tenemos una directora de equipo como es Monisha Kaltenborn, al frente de Sauber. El piloto, la mujer piloto, saldrá de los talentos que vienen del resto de categorías siempre y cuando la pista las respete.

Porque hubo un circuito que no quiso hacerlo, que trunco el ascenso de una piloto especial. Fue un accidente en la pista de Yas Marina con un Ford GT. Le dejó la rotura de una pierna y le afecto para volverse a subir a un monoplaza. Llego a las 24 h. de Le Mans para la que se preparaba, pero no era la misma. Era la elegida. La que el propio Bernie pidió a un reputado ‘manager’ español que la llevara a la F1.  Natacha Gachnang (26) reunía todas las condiciones. Tenía talento, era rápida, atractiva también, venía de una familia ligada al motor, prima de Sebastian Buemi. La única que ganó un campeonato (Copa F3 Española). Ecclestone se fijó en ella y quién sabe si podrá ascender, ahora compite en resistencia, pero aquel accidente la marcó. Era ella. Tanto que ya tenía un equipo de documentalistas siguiéndola día y noche para grabar el ascenso a la máxima categoría. Porque iba a ser la mujer que Bernie quería.

Las que ahora tienen más opciones compiten el mismo fin de semana que la F1, en la GP3 por ejemplo. Hay quien se lleva todas las sonrisas del ‘paddock’ y la ven como el mejor modelo que podían tener. Rápida, desenfadada, atractiva y además… italiana. ¿Cuánto tiempo lleva Italia buscando un piloto bueno? Puede quela respuesta sea en forma de mujer. Vicky Piria (19) es la que más opciones tiene de llegar, corrió en GP3, realizó test esta temporada y corre en la F3 Europea con un cuarto puesto como su mejor resultado del año.

Le ha salido una fuerte competidora con la venezolana Samín Gómez (21) quien ya se ha hecho un hueco en GP3 y que ha demostrado que puede competir de tú a tú e incluso quedar por delante de gente como Facu Regalia o Carlos Sainz Jr. futuros de la competición y con quien se ha curtido en la pista. No ha puntuado en la temporada, pero ha tenido buenas actuaciones y crece como piloto. Junto a ella tenemos a la española Carmen Jordá (25) algo más experimentada después de haber recorrido categorías base y curtirse en la Indy, en las Le Mans Series y la F3 Europea.

Precisamente en F3 European Open tenemos otros talentos que de seguir su ascensión pueden acercarse a la máxima categoría, como Valeria Carballo, otra talentosa piloto venezolana en manos de Adrián Campos en busca de oportunidades en categorías superiores. Precisamente por el talento y, además, por el empujón económico de potencias emergentes la colombiana Tatiana Calderón (20) afincada en Madrid, es otro de los valores futuros.

Todas están pendientes de resultados y de un sponsor que le abra un hueco, aunque han hecho parte del trabajo, llegar a categorías importantes y contar con el beneplácito de Ecclestone. Sólo una será la primera en llegar, quien lo haga sucederá a Giovanni Arnati quien en 1992 fue la última mujer en participar en un GP de Fórmula1

TAGS:

No hay Comentarios



Puedes ser el primero en dejar tu opinión siobre este artículo.

Deja un comentario