Primer modelo RS en la serie Q: el Audi RS Q3

El Audi RS Q3, es el primer modelo RS en la exitosa familia Q de Audi. Combina una gran aptitud para el uso cotidiano con unas prestaciones dinámicas. La aceleración de 0 a 100 km/h sólo le lleva 5,2 segundos, y la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h. El motor turbo de 2,5 litros y cinco cilindros entrega nada menos que 310 CV (228 KW), sin embargo apenas consume de media 8,8 litros de combustible a los 100 kilómetros.

El RS Q3 lleva la filosofía de rendimiento de Audi al segmento de los SUV compactos y establece con ello una nueva clase en lo que a prestaciones se refiere. Este SUV compacto de alto rendimiento sale directamente de la línea de producción de Martorell. Se trata del cuarto modelo RS que ha lanzado este año al mercado quattro GmbH, la filial de altas prestaciones de AUDI AG.

Cada detalle del RS Q3 convence con la deportiva filosofía RS. Bajo el capó del RS Q3 trabaja un 2.5 TFSI, un motor del alto rendimiento, galardonado en múltiples ocasiones. Desde 2010, un jurado internacional de expertos ha elegido este cinco cilindros por cuarta vez consecutiva como “Motor Internacional del Año” dentro de su categoría. Este motor de inyección directa con sobrealimentación tiene una cilindrada de 2.480 cc, entrega una potencia máxima de 310 CV (228 KW) y un par motor de 420 Nm, disponible entre las 1.500 y las 5.200 rpm. Estos valores convierten al RS Q3 en un modelo sin parangón en su categoría.

El Audi RS Q3 acelera en 5,2 segundos hasta los 100 km/h con salida parada; su velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h. Diversas tecnologías de eficiencia como un sistema start-stop de serie o una bomba de aceite regulada contribuyen a su bajo consumo medio de 8,8 litros de combustible a los 100 kilómetros (206 gramos de CO 2 por kilómetro). A través del sistema de conducción dinámica Audi drive select incluido de serie con tres modos de funcionamiento se puede ajustar la línea característica del pedal acelerador y la dirección. Asimismo, permite modificar el sonido del motor.

Como transmisor de la fuerza se ha optado por un compacto S tronic de 7 velocidades. El conductor puede dejar que el cambio de doble embrague trabaje en modo automático en los programas D y S, o realizar él mismo los cambios de marcha, bien sea a través de las levas ubicadas en el volante o de la palanca de selección, de diseño específico RS. El embrague multidisco de accionamiento hidráulico y regulación electrónica conforma la piedra angular de la tracción integral permanente quattro. En condiciones de marcha normales, envía la mayor parte de las fuerzas al eje delantero aunque, en caso necesario, puede desviarlas total o parcialmente hacia las ruedas traseras con extremada rapidez.

El Audi RS Q3 convence por su manejo dinámico y estable, sin descuidar el confort. La dirección de cremallera electromecánica ofrece una respuesta firme y precisa. Por su parte, el freno de estacionamiento también cuenta con un accionamiento electromecánico. Las ruedas traseras van guiadas por cuatro brazos. El tren de rodaje deportivo RS rebaja la altura de la carrocería 25 milímetros.

Los discos de freno delanteros se han mantenido en diseño tipo wave, lo que permite reducir el peso. Tienen un diámetro de 365 milímetros e incorporan pinzas de ocho pistones pintadas en negro y con la inscripción RS. El control electrónico de estabilidad ESC ofrece un modo deportivo y también puede desconectarse por completo. El Audi RS Q3 en Alemania calza ruedas de 19 pulgadas de serie; como alternativa se puede optar por ruedas de 20 pulgadas.

 

TAGS:

No hay Comentarios



Puedes ser el primero en dejar tu opinión siobre este artículo.

Deja un comentario