Peugeot enseña el 2008 DKR, con el que Sainz correrá el Dakar 2015

Tres semanas después de la fantástica noticia de que Peugeot, Red Bull y Total habían decidido unir sus fuerzas para disputar el Dakar 2015, el coche que va a encabezar el reto del equipo ha sido finalmente desvelado. El 2008 DKR comparte un parecido familiar inconfundible con el Peugeot de carretera, aunque con unas formas más musculosas y proporciones más imponentes, que se han perfeccionado para afrontar el reto que está por delante. Sus espectaculares líneas son el fruto de una estrecha colaboración entre los expertos en el Centro de Diseño de Peugeot y sus compañeros del departamento de diseño de Peugeot Sport. La semejanza del recién llegado a la versión de producción es bastante asombrosa.

De hecho, el equipo de diseño de Peugeot Sport tuvo que responder a una pregunta fundamental, en una etapa muy temprana, en relación con la transmisión de la nueva bestia: ¿tracción en las cuatro ruedas o en dos? La decisión influyó de manera determinante en dos áreas clave del diseño del coche. “Llevamos a cabo un análisis en profundidad de lo que ya existía en el mundo de los rallys y sopesamos los beneficios de las distintas soluciones. Al final, se optó por un enfoque que era muy diferente al de la competencia. Dada la capacidad off-road de la transmisión de dos ruedas motrices y sus posibilidades para funcionar en la arena, es la elección con la que finalmente fuimos. Nos permitió utilizar ruedas más grandes y también beneficiarnos de un mayor recorrido de la suspensión”. El DKR 2008, en consecuencia, se sienta en los neumáticos Michelin con un diámetro de 37 pulgadas, casi 94 cm.

Estas consideraciones tuvieron una significativa reacción en cadena en lo que respecta al trabajo de los estilistas de Peugeot, pero los cuatro integrantes del equipo de diseño aceptaron con entusiasmo el reto de hacer la nueva propuesta, que muy pronto asumirá los singulares retos que plantea el rally cross-country.

Trasladar los detalles de diseño de la versión de carretera del coche a las características del Dakar fue relativamente sencillo, pero la parte delantera resultó ser un reto más grande de lo esperado para el equipo de diseño. Así lo relata Michaël Trouvé, Peugeot Design Manager: “Debido a que se necesitaba una buena manejabilidad, el ángulo de aproximación tenía que ser muy alto. Esto significó un voladizo muy corto, que a su vez dio lugar a un diseño front-end que era muy diferente al de la versión de producción. El equipo técnico no dudó en escuchar nuestros argumentos y aceptó reubicar ciertas partes que podrían haber sido un problema para nosotros. Eso nos dio un poco de libertad para diseñar un frontal que se pareciera lo más posible a la mirada del coche de carretera”.

Después de haber participado en el Dakar en siete ocasiones con los colores de Red Bull, con coches de tracción en las dos y cuatro ruedas, Carlos Sainz es perfectamente consciente de las limitaciones técnicas que se tienen en las exigentes etapas sudamericanas, y quedó cautivado inmediatamente con el diseño del nuevo coche. “La filosofía del DKR 2008 marca una ruptura radical y trae un gran número de nuevas ideas”, comenta el español.

Lo que hay debajo de la carrocería sigue siendo un secreto por el momento, pero las espectaculares nuevas formas del 2008 DKR seguro que causarán un gran revuelo, incluso antes de que el nuevo coche empiece a levantar polvo.Peugeot

TAGS:

No hay Comentarios



Puedes ser el primero en dejar tu opinión siobre este artículo.

Deja un comentario