Los motores de arranque de Bosch han cumplido cien años

En marzo de 1914, Bosch introdujo en el mercado su primer motor eléctrico de arranque para automóviles. Estos motores supusieron un gran alivio para los automovilistas de esa época, ya que hasta entonces arrancar un pesado y voluminoso motor conllevaba un gran esfuerzo.
El sistema manual de arranque no solo obligaba a este esfuerzo, sino que con él siempre cabía el riesgo de que la manivela se resbalase o saliese disparada, pudiendo causar graves lesiones.
Mientras que los primeros motores de arranque pesaban casi diez kilos y proporcionaban apenas 0,6 kilovatios de potencia, los de la gama actual pesan entre 1,9 y 17 kilogramos y cubren un rango de potencia de 0,8 a 9,2 kilovatios, lo que demuestra hasta qué punto ha avanzado esta tecnología.
“El motor de arranque es uno de los productos típicos que Bosch lanzó al mercado en los primeros días de la motorización. Todos ellos fueron diseñados para corregir deficiencias de función, uso y seguridad”, indica en el comunicado el presidente de la “, indica el presidente de la división Starter Motors and Generators de Bosch, Ulrich Kirschner.

TAGS:

No hay Comentarios



Puedes ser el primero en dejar tu opinión siobre este artículo.

Deja un comentario