Lorenzo no tiene rivales en Qatar

Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) ejerció de campeón y se impuso con autoridad en el Gran Premio de Qatar de MotoGP que se disputó en el circuito de Losail, por delante del italiano Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP16) y del español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V).

Jorge Lorenzo, que ya ganó la última carrera de la pasada temporada, iguala de esa manera el hito deportivo del australiano Casey Stoner (Ducati Desmosidici), quien en 2009 inicio la temporada de la misma manera, ganando la última carrera del año anterior y la primera del siguiente.

El campeón del mundo no falló en el momento de la salida, como tampoco el semáforo que tantos problemas dio en la carrera de Moto2 y tras su rueda se colocó el italiano Andrea Iannone (Ducati Desmosedici GP16), mientras que Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) y Maverick Viñales (Suzuki GSX-RR) que salían desde la primera línea se quedaron un tanto rezagados.

Pero poco le duró el liderato a Jorge Lorenzo pues en el primer paso por la recta de meta las dos Ducati de Andrea Iannone y Andrea Dovizioso literalmente le humillaron en velocidad punta y entonces comenzó la ardua tarea para el campeón del mundo de neutralizar en las curvas los que perdía claramente en la larga recta catarí.

En la apurada de final de recta y en el primer giro el español Álvaro Bautista (Aprilia RS-GP) llegó demasiado colado y se tuvo que ir largo fuera de la trazada, con lo que regresó a la pista en la última posición, desde donde intentó recuperar de la mejor manera posible el terreno perdido.

Con Iannone y Dovizioso en cabeza, Lorenzo se pegó tras la estela de las dos Ducati y Marc Márquez, que perdió mucho tiempo en la salida, consiguió adelantar a Valentino Rossi, que salió muy bien, en la segunda vuelta para ponerse tras el rebufo de Lorenzo.

La selección definitiva se había hecho en apenas tres vueltas con esos cinco pilotos, mientras que el segundo grupo se formó un sexteto integrado exclusivamente por españoles e ingleses.

El segundo piloto de la escuadra Repsol Honda, Dani Pedrosa, encabezó el mismo, en el que también estaban Maverick Viñales, que luego se fueron hacia adelante, Cal Crutchlow (Honda RC 213 V), Héctor Barberá (Ducati Desmosedici GP14.2), Pol Espargaró (Yamaha YZR M 1) y su compañero de equipo Bradley Smith, quien ya ha sido confirmado como piloto oficial de las nuevas KTM de MotoGP para las temporadas 2017 y 2018.

La primera baja de consideración llegó apenas un par de vueltas después, en la sexta vuelta, cuando Andrea Iannone se fue por los suelos al intentar devolver el adelantamiento a su compañero de equipo Andrea Dovizioso.

Dovizioso intentó aprovechar la velocidad punta de su Ducati pero Jorge Lorenzo se pegó literalmente a su moto y Márquez y Rossi se esforzaron por no perder el ritmo de aquellos sin que durante un buen número de vuelta se produjese ningún cambio de orden en la clasificación, salvo el protagonizado por Pol Espargaró para adelantar a Héctor Barberá y colocarse séptimo.

A menos de cinco para el final de la carrera Marc Márquez vio su oportunidad de adelantar al italiano, que había elegido el compuesto de neumático blando para detrás, mientras que el de Repsol Honda montó el intermedio (como Valentino Rossi), y no lo dudó.

Entonces, comenzó la caza de Jorge Lorenzo, que también decidió montar neumático blando detrás, pero enseguida se vio que ese objetivo iba a ser mucho más complicado puesto que en su vigésimo giro el campeón del mundo en título estableció un nuevo récord de vuelta rápida al circuito de Losail al rodar en 1:54.927 y llevar su ventaja casi hasta los dos segundos (1,8).

Nada impidió la victoria de Jorge Lorenzo, en tanto que el piloto de Repsol Honda tuvo que sucumbir ante la velocidad de la Ducati de Dovizioso, que le resultó inalcanzable, teniendo que dar por buena la tercera posición.

Dani Pedrosa logró la quinta posición final, justo por delante del piloto de Suzuki Maverick Viñales, muy satisfecho con su resultado, y por delante de Pol Espargaró.

Héctor Barberá logró la novena posición final, con Aleix Espargaro (Suzuki GSX-RR) undécimo y Álvaro Bautista (Aprilia RS-GP) en un meritorio decimotercer lugar en la primera carrera con la nueva Aprilia.

Bautista se salió a final de recta en la primera vuelta y se vio obligado a remontar y lo hizo eficazmente y buen ritmo hasta alcanzar al australiano Jack Miller (Honda RC 213 V) y le quedó muy poco para hacer lo mismo con el irlandés Eugene Laverty (Ducati Desmosedici GP14.2).

En el capítulo de caídas se quedaron fuera de carrera por ese motivo, además de Andrea Iannone, el francés Loris Baz (Ducati Desmosedici GP14.2), el británico Cal Crutchlow y alemán Stefan Bradl (Aprilia RS-GP).

TAGS: ,

No hay Comentarios



Puedes ser el primero en dejar tu opinión siobre este artículo.

Deja un comentario