Giedo van der Garde, disputa legal por un asiento en Sauber

A tan solo un día para que comience la acción en el Circuito de Albert Park, en Australia, para la primera carrera de la temporada, el equipo Sauber está inmerso en un juicio que parece no tener buena solución. Giedo van der Garde denunció al equipo por incumplimiento de contrato cuando éstos anunciaron la pasada temporada que Marcus Ericsson y Felipe Nasr serían los pilotos de 2015 a pesar de haberse comprometido con él la pasada temporada. La justicia australiana ha dado la razón a van der Garde por lo que Sauber tendría que darle un asiento, aunque los de Hinwil se resisten. 

Cuando Giedo van der Garde firmó como tercer piloto del equipo Sauber por una importante suma de dinero, el equipo suizo le prometió un asiento titular en el equipo la temporada siguiente (2015) cuando Adrian Sutil terminase el contrato de dos años que tenía con el equipo. Sin embargo para sorpresa del piloto holandés al final de la pasada temporada Sauber anunció a Marcus Ericsson y Felipe Nasr como sus pilotos, dejando a Giedo fuera del equipo.

El expiloto del equipo Caterham denunció entonces en Suiza a Sauber por incumplimiento de contrato. Un juicio en el que los jueces fallaron a favor del piloto y en el que determinaron que tenían que devolverle el asiento que le correpondía. Sin embargo, el equipo de Hinwil hizo caso omiso y viajó a Australia para el primer Gran Premio de la temporada con sus dos pilotos anunciados. Giedo, lejos de darse por vencido, interpuso una nueva demanda en la Corte Suprema de Victoria donde han escucharon a ambas partes a principios de la semana.

Una vez más, los jueces dieron la razón al piloto que declaró estar preparado físicamente para subirse al monoplaza. El equipo de Monisha Kaltenborn, abogada de profesión, apeló la decisión y tuvo una nueva audiencia el miércoles en Australia, donde trató de argumentar que van der Garde no dispone de una Superlicencia para correr, que Giedo no sería un peligro en pista y que no tenía un coche con su asiento en Australia. Razones que la acusación tumbaba puesto que todas son remediables antes de que de comienzo el fin de semana de carreras.

El juez, nuevamente, dio la razón a Giedo van der Garde, por lo que Sauber se encuentra en una encrucijada. Los managers de Marcus Ericsson y Felipe Nasr se han mostrado muy preocupados por la situación y por lo que les podría pasar a sus dos representados. Banco do Brasil, principal patrocinador del brasileño, ya se apresuró a asegurar que si su piloto no corre en Australia no pondría la importante suma de dinero acordada.

Si Sauber no da un asiento a van der Garde tendrá que indemnizarle con una cantidad que, probablemente, el equipo no disponga, dados sus importantes problemas financiero que fueron precisamente los que les llevaron a sacar prácticamente a subasta sus asientos de esta temporada.

TAGS: , ,

No hay Comentarios



Puedes ser el primero en dejar tu opinión siobre este artículo.

Deja un comentario