Futuro incierto de Caterham

Los problemas continúan en Caterham. Más allá de ser el único equipo de la parrilla que no ha conseguido un solo punto en su corta historia en la Fórmula 1, todo parece indicar que Tony Fernandes ha dejado el control del equipo. La andadura del empresario malayo en la Fórmula 1 ha ido decayendo a medida que su ilusión mermaba y los resultados tanto económicos como deportivos no llegaban.

El proyecto que Tony Fernandes tenía cuando entró en la Fórmula 1 de revivir el legendario Team Lotus se vio truncado cuando Genii Capital se asoció con Lotus Cars para revivir el equipo británico. Después de meses en los tribunales el Team Lotus del malayo pasó a llamarse Caterham F1 Team. A pesar de que el plan no era el original, el presidente de AirAsia disfrutaba con su equipo del que esperaba grandes cosas.

Un golpe de realidad económica hizo que el equipo dejase de contratar pilotos y comenzasen a subastar sus asientos a pesar de que sus anteriores dueños tuviesen contrato. La salida de Jarno Trulli por la puerta trasera en la pretemporada de 2012 fue el comienzo de la debacle económica del equipo.

Hace meses que los rumores de que Tony Fernandes había puesto a la venta Caterham no tardaron en ser desmentidos por el propio jefe de equipo que matizó que tan sólo buscaban nuevos inversores para el proyecto. Sin embargo, el tweet con el que el malayo se ha despedido de Twitter hace pensar que haya cambiado de opinión. “La Fórmula 1 no ha funcionado, pero amo Caterham Cars” escribía el magnate.

Al parecer unos empresarios rusos se han interesado por el proyecto, pero aún habrá que esperar a un comunicado oficial para saber cuál será el futuro del equipo porque ya se habla de un desbandada de su personal, entre los que hasta su Team Principal  Cyril Abiteboul podría dejar el equipo de vuelta a Renault.

TAGS: ,

No hay Comentarios



Puedes ser el primero en dejar tu opinión siobre este artículo.

Deja un comentario