Entrevista a Adrián Campos: “Me siento afortunado por haber sido parte de la carrera de Fernando Alonso”

Piloto multidisciplina, mánager y jefe de equipo, el valenciano es una de las figuras más importantes en el mundo de las carreras de este país y puede presumir, además de haber competido en 21 Grandes Premios de Fórmula 1 con Minardi y de tener un título del Campeonato Español de Turismos en su palmarés, de haber tenido entre sus filas a talentos como Fernando Alonso, Antonio García o el prometedor Álex Palou, que compite en el equipo que Campos tiene en Fórmula 3.

Después de haber vendido su equipo de GP2 en 2009 a Alejandro Agag para centrarse en el fallido proyecto Campos Meta en F1, el de Alzira retoma la actividad y lucha por conseguir éxitos en la categoría antesala de la Fórmula 1, en la Fórmula 3 y en el Mundial de Turismos.

De nuevo en un paddock de GP2, ¿qué le ha llevado a retomar el control del equipo?

Bueno, la vida a veces te da oportunidades que no se pueden rechazar. Yo vendí el equipo de GP2 y de F3 cuando me centré en el proyecto del equipo español de Fórmula 1. Y cuando me salí del proyecto sin llegar a la primera carrera, no lo vi claro. Empecé de cero con la Fórmula 3 y, después, Alejandro Agag se ha querido centrar en la Fórmula E. Con el apoyo de Alejandro y con el de Bruno Michel he vuelto, ya que ambos querían que yo retomase el equipo. La verdad es que agradezco mucho a ambos el apoyo y que pensaran en mí.

Se centró en el equipo español de Fórmula 1, en el que puso la primera piedra. Ahora a toro pasado ahora es difícil decir las cosas pero, ¿hubiese hecho diferente algo de haber permanecido en el equipo?

No. Si hubiera estado dentro, las cosas las hubiese hecho igual. Yo tengo muchísimo respeto por Luis Pérez Sala y creo que tanto uno como el otro podríamos haberlo hecho bien. Yo creo que el problema fue que cuando yo lo dejé lo dejó también Dallara y el cambio de vía fue lo que hizo que luego las cosas salieran como salieron. Tanto Luis Pérez Sala como yo estamos seguros de que el primer proyecto era válido, pero por circunstancias no pudo salir. Si hubiese salido, a lo mejor las cosas hubiesen sido diferentes.

¿Hubo algún momento en el que se planteó llamar a Luis Pérez Sala para volver al equipo?

Una que vez me salí, no volví a pensar en ello nunca más.

¿Con qué faceta de su vida en las carreras se queda? ¿Jefe de equipo, mánager o piloto?

Cada persona tiene su papel en cada momento. Empecé como piloto, como todo el mundo, y yo creo que eso me ha ayudado a entender a los pilotos y poderles ayudar. Una de las cosas por las que nosotros tenemos tanto éxito con los pilotos es porque yo en cada momento sé lo que tengo que decirles y no lo que quieren oír, porque he pasado por ahí. La mayor parte de ellos se encuentran a gusto con nosotros y solemos sacar el mayor partido de ellos mismos.  En el equipo somos gente muy comprometida y con quien trabajamos tratamos de sacar lo mejor de ellos mismos.

Desde que corría en turismos las carreras han cambiado mucho en España. Las copas monomarca se han extinguido prácticamente, ¿qué siente al ver esto?

Vivimos en un mundo totalmente autodestructivo. Cuando en un coche de carreras hay un patrocinador nuevo, después de haber visto el coche, el jefe de comunicación de esa marca tiene a la mañana siguiente un montón de dossier de prensa de otras personas pidiendo lo mismo pero más barato. Por desgracia hay mucha gente en este deporte  a quien le gusta jugar con el dinero de los demás. Eso a veces es, para los que nos consideramos profesionales de esto, muy duro. Lo que es cierto es que en España hemos vivido una crisis sin precedentes en la que las grandes empresas lo primero que ha quitado han sido los patrocinios. Sabíamos que el automovilismo iba a sufrir. El mejor ejemplo es que antes había muchos equipos en España y cada vez quedan menos, estamos Racing Engineering, De Villota y nosotros. Hay que sobrevivir a estos momentos  y ya llegarán mejores tiempos.

Álex Palou ha estado invitado con ustedes en Barcelona. Hace unos meses hablé con él y me dijo que este año seguramente repetiría en karting, pero está en F3 con Campos y ya ha ganado una carrera. ¿Qué ha cambiado en su vida?

Creo que Álex es uno de esos pilotos por lo que vale la pena luchar. Yo he conocido a Fernando Alonso y Antonio García a su edad y no creo que tenga nada que envidiarles a ninguno de los dos. Hoy en día nadie duda que Fernando es el mejor piloto de Fórmula 1 y que Antonio es de los mejores en resistencia. Álex tiene muchas cosas que ellos tenían. Por nuestra parte vamos a ayudarle en todo lo que podamos y para que su potencial vaya creciendo poco a poco.

Ha empezado muy fuerte la temporada, ¿tienen algún plan de futuro con él?

Podría ser. Pero por desgracia en este mundo dependemos de muchísimas cosas y de momento hay que ir como el Atlético de Madrid, poco a poco y carrera a carrera. Ya se verá. No te digo ni que sí ni que no.

Cuando se habla de Adrián Campos siempre se asocia su figura con Fernando Alonso, ¿cómo es ahora su relación con él?

Fernando vive ahora en un mundo de una presión absolutamente increíble.  Yo me siento afortunado de haber sido parte de su carrera y sobre él, yo creo que está haciendo muy bien manteniendo la motivación como lo está haciendo. Es muy duro ser piloto de Ferrari y muchísimo más cuando las cosas no están yendo bien. Le deseo todo lo mejor y el día que Fernando consigue algo importante soy el primero en alegrarme.

Volviendo a su etapa como jefe de equipo,  ¿trataría de llegar de nuevo a la Fórmula 1 como jefe de equipo o preferiría continuar en F3 y GP2?

Soy un trabajador de las carreras y me considero capaz de gestionar un equipo de carreras, pero no soy un inversor. De momento estoy aquí y quiero hacer las cosas bien aquí. La vida dirá. Yo no digo que no a nada,  porque nada es imposible.  A día de hoy, como está montada la F1, solo tienen cabida las marcas. Todo lo demás es muy difícil. Las cosas cuando se hacen hay que hacerlas bien, si no, no se hacen.

Osea, que no considera que lo de Campos Meta 1 fuese un error

Lo de HRT llegó en el que era el momento adecuado. Hoy en día sería muchísimo más difícil porque hay un precedente de cómo no hay que hacer las cosas. Sería todo mucho más complicado.

TAGS:

No hay Comentarios



Puedes ser el primero en dejar tu opinión siobre este artículo.

Deja un comentario