El nuevo Mégane R.S. 275 Trophy-R bate el récord de Nürburgring

El más deportivo de los Mégane ha añadido a su palmarés un tercer récord por vuelta en la mítica variante norte del circuito de Nürburgring,  la Nordschleife. Una proeza conseguida por una serie limitada, completamente nueva  y fabricada en la factoría de Palencia que incorpora una filosofía radical: Mégane R.S. 275 Trophy-R. 

Tras Mégane R26.R en 2008 y Mégane R.S. Trophy en 2011, los ingenieros de Renault Sport no podían detenerse ahí. Con 7’54’’36, Mégane R.S. 275 Trophy-R inscribe, en su primera salida oficial, su nombre y su rendimiento en los anales de Nürburgring.

Mégane R.S. 275 Trophy-R es un deportivo biplaza derivado del reciente Mégane R.S. 275 Trophy. La nueva serie limitada, exclusiva de Renault Sport, cuenta con equipamientos ultra deportivos procedentes de la competición y ha perdido 101 kilos para ganar en rendimiento. Está equipado con el chasis Cup con un diferencial de deslizamiento limitado, cuenta con un motor 2.0 l de gasolina R.S. que ofrece 275 CV, con una línea de escape Akrapovicde titanio y amortiguadores «ÖhlinsRoad&Track» de 1 vía regulables que cuentan con muelles de material compuesto y neumáticos MICHELIN Pilot Sport Cup 2 específicamente adaptados al vehículo.

Mégane R.S. 275 Trophy-R no tiene asientos traseros, pero dispone en la parte delantera de asientos monocasco Recaro Pole Position de policarbonato, lo que supone una reducción del peso total de 42 kilos. Estos últimos están equipados con un cinturón de 3 puntos y un arnés de 6 puntos con cierre de aviador como accesorio. Una barra de retención y una red protegen a los pasajeros de los posibles desplazamientos de los objetos dejados en el maletero.

Para los aficionados a los circuitos que deseen ganar algunos preciosos segundos por vuelta, una batería de ión litio permite garantizar una reducción de peso de 16 kilos.

Y para asegurar una frenada de alto rendimiento, a la vez que se contribuye al aligeramiento de peso, está disponible un kit de frenos específico. Mégane R.S. 275 Trophy-R está equipado con frenos de disco compuestos de acero y aluminio con un diámetro 350/28, con los que se aligeran 3 kilos. Están perfectamente adaptados a un uso intensivo en circuito. Estos frenos marcados con las palabras Renault Sport confieren al vehículo de un mordiente especial.

En la parte exterior, Mégane R.S. 275 Trophy-R presenta un nuevo color bitono: un techo Negro Estrella asociado a una carrocería en Blanco Nacarado (en opción). Mégane R.S se convierte en el primer modelo bitono fabricado en la factoría de Palencia. La lámina F1 marcada Trophy-R, el damero de líneas en la parte baja de las puertas y el stripping lateral son de color rojo brillante. Así, calzado con llantas de 19’’ Speedline negras o rojas, el vehículo se distingue tanto en el circuito como en la carretera.

La exclusividad de Mégane R.S. 275 Trophy-R se comprueba también en los detalles: volante y fuelle del freno de mano de alcántara, pomo de la palanca de velocidades de cuero, cinturones de seguridad de color rojo y pespuntes en guarnecidos y volante.

7’54’’36: un nuevo récord 

Los ingenieros de chasis y de motor han incorporado para Mégane R.S. 275 Trophy-R toda la experiencia adquirida por Renault en la competición automovilística, desde el rally hasta la Fórmula 1.

Esta mejora de 14 segundos del récord de R.S. Trophy en 2011 se logró gracias al compromiso de los equipos de Renault Sport Technologies y de todos sus socios colaboradores.

Se han empleado cientos de horas en ensayos en España, Francia y Alemania para garantizar la puesta a punto de esta serie limitada plagada de calidades dinámicas excepcionales.

Este nuevo récord establecido por Mégane R.S. 275 Trophy-R demuestra una vez más el saber hacer de los equipos de Renault Sport Technologies en la concepción de vehículos deportivos excepcionales, accesibles a todos los amantes del mundo del motor.

TAGS: ,

No hay Comentarios



Puedes ser el primero en dejar tu opinión siobre este artículo.

Deja un comentario