El Campeonato del Mundo de Turismos se traslada este fin de semana a Paul Ricard

 Los Citroën C-Elysée WTCC  causaron impresión en su primera participación, consiguiendo los tres primeros puestos en la primera carrera, y los dos primeros en la segunda. – José María López lidera la clasificación del mundial, un punto por delante de Sébastien Loeb. Tras un problema en la salida de Marrakech, Yvan Muller es quinto.

Aunque no esté en la pista, el equipo Citroën Racing está haciendo una carrera contra el tiempo. Con solo cuatro días entre el final de la prueba de Marrakech y la primera sesión de entrenamientos libres en el circuito Paul Ricard, el equipo no puede relajarse. En cuanto los camiones lleguen al circuito francés – después de cruzar el Mediterráneo en barco y hacer 2.500 km por carretera – los mecánicos empezarán a trabajar en los tres Citroën C-Elysée WTCC, y en especial en el de Yvan Muller, que recibió daños graves en una colisión el pasado domingo.

“Los daños son bastante graves, pero la estructura del chasis sigue intacta y podremos reparar el coche a tiempo,” dice el director técnico de Citroën Racing, Xavier Mestelan. “Queremos que el coche de Yvan esté perfecto para que pueda competir en igualdad de condiciones. Eso no significa que vayamos a dejar de lado los coches de Pechito y Seb. A pesar de todo el trabajo de preparación que hicimos durante las pruebas, todavía estamos conociendo el coche”.

PRIMERA VEZ EN EL CIRCUITO PAUL RICARD

Desde que se creó en 2005, el FIA WTCC ha visitado dos circuitos en Francia: Magny-Cours (en 2005 y 2006) y Pau (en 2007 y 2009). Este año la competición vuelve a Francia para visitar por primera vez el circuito de Paul Ricard. Se ha elegido una pista relativamente corta, de 3,841 km, entre las opciones posibles.

Al contrario que el circuito de Marrakech, que incluye una sucesión de largas rectas y requiere muchas frenadas a fondo, el circuito francés tiene varias curvas rápidas y largas. Los pilotos disfrutarán de la combinación propia de Paul Ricard: la curva Signes, seguida de la “Double Droite du Beausset”, la curva más difícil del circuito.

“Creo que el público verá algunas batallas interesantes en Le Castellet,” predice Yvan Muller. “Tengo buenos recuerdos de Paul Ricard, sobre todo de la Copa del Mundo de Turismos. Eso fue en 1995. ¡Casi no me atrevo a decir el año! Solo era mi segunda temporada en Super Touring, pero terminé en cuarto lugar”.

“Es uno de los circuitos que conozco mejor y me gusta mucho,” añade Sébastien Loeb. “Espero estar en la lucha en la prueba francesa. Veremos dónde están las oportunidades de adelantar. Probablemente no será fácil, porque las secciones rectas son relativamente cortas. Creo que la calificación volverá a ser crucial” .

Después de un fin de semana casi perfecto en Marrakech, el equipo y los pilotos lideran ambos campeonatos del mundo. En la clasificación de equipos, Citroën está 51 puntos por delante de su rival más inmediato. Entre los pilotos, la situación está más igualada. Con una pole position, una victoria en carrera y un segundo puesto, José María López tiene un total de 48 puntos, frente a los 47 de Sébastien Loeb. Tras tener que retirarse en la segunda carrera de Marruecos, Yvan Muller es quinto con 17 puntos.

El fin de semana arranca con media hora de entrenamientos libres el viernes (12.30 p.m.). Dos sesiones libres más el sábado, a las 9 a.m. y a las 11.30 a.m., que ayudarán a los equipos a prepararse para la calificación a las 3 p.m. Como en Fórmula 1, la calificación tendrá lugar en tres fases. Q1 (20 minutos), Q2 (10 minutos, con los 12 primeros de la Q1) y por último la, Q3 (una vuelta rápida para los cinco pilotos más rápidos en la Q2). El domingo, la carrera 1 (16 vueltas) empezará a las 1.15 p.m. Después de la obligada visita post-carrera al parque cerrado, los equipos tendrán solo 15 minutos de ‘tiempo de reparación’ antes de la carrera 2, que empezará a las 5.15 p.m.

TAGS: , ,

No hay Comentarios



Puedes ser el primero en dejar tu opinión siobre este artículo.

Deja un comentario