Comienza la producción del nuevo Toyota Aygo

El nuevo Toyota Aygo que se presentó en el Salón de Ginebra de este año ha comenzado hoy su producción en la República Checa, en la planta de Toyota y PSA en Kolin, a unos sesenta kilómetros de Praga.

Con un tiempo récord de un vehículo cada cincuenta y cinco segundos se fabrican los coches en la fábrica que ostentan Toyota y PSA (Toyota Peugeot Citroen Automobiles. TPCA) en Kolin, República Checa.  De allí salen el Aygo, el Peugeot 108 y el Citroën C1. La inversión para la producción de estos tres modelos ha sido superior a 218 millones de euros y ha creado 700 nuevos puestos de trabajo.

Kent Koide, presidente de TPCA, da la bienvenida a esta nueva era: ” Creo que esta etapa va a estar tan llena de éxitos como la anterior, en la que hemos fabricado cerca de 2,4 millones de vehículos urbanos compactos de gran calidad. Esperamos un interés especial en el nuevo vehículo por parte de nuestros mercados tradicionales tanto en Europa occidental como en Europa del Este”.

TPCA tiene previsto producir más de 210.000 vehículos al año. Toyota ha establecido una previsión anual de ventas de más de 80.000 unidades en 2015, con una estimación de cuota de mercado del 6 %.

El nuevo AYGO, que estará disponible en Europa a partir del verano de este mismo año, se presentó a escala mundial en el Salón del Automóvil de Ginebra 2014. Cuenta con el nuevo y emblemático diseño frontal en ‘X’   y tanto el interior como el exterior del nuevo han sido concebidos para permitir una amplia variedad de ejecuciones distintas. Más de una decena de piezas del vehículo se pueden sustituir fácilmente en poco tiempo por otras alternativas.

Cuenta también con una versión mejorada del motor de gasolina VVT-i de 1.0 litros y 3 cilindros de Toyota, que se puede montar con transmisión manual o transmisión manual automatizada ‘x-shift’. Su consumo de combustible es de solo 3,8 l/100 km, y unas emisiones de CO2 de apenas 88 g/km.

 

TAGS: ,

No hay Comentarios



Puedes ser el primero en dejar tu opinión siobre este artículo.

Deja un comentario