Audi diseña el sport prototipo más ligero de su historia

Desde que Audi entró en Le Mans y en las competiciones de sport prototipos en 1999, las normas de seguridad nunca han sido tan estrictas y los coches de carreras tan sofisticados como éste año. Al mismo tiempo, la normativa permite diseñar vehículos más ligeros que nunca.

Los ingenieros de diseño, ya sean de vehículos de producción o de coches de carreras, tienen difícil la tarea de resolver conflictos a diario. Sin embargo, el concepto de diseño del nuevo Audi R18 e-tron quattro representó un particular desafío para los ingenieros de Audi Sport. Por un lado, en comparación con la temporada anterior se permite disminuir el peso de los coches de la categoría LMP1 de 915 a 870 kilogramos, y 45 kilogramos menos suponen una diferencia significativa en las carreras. Al mismo tiempo, los nuevos reglamentos técnicos contienen varios requisitos que exigen soluciones completamente nuevas, que a su vez conducen a un aumento de peso. Por ejemplo, para proteger al conductor en el caso de impactos laterales, el reglamento prescribe paneles laterales de Zylon, un material especialmente resistente a los impactos que evita intrusiones laterales de objetos en la cabina del piloto en caso de un accidente. El monocasco en sí tenía que ser rediseñado para soportar las superiores pruebas de carga especificadas a partir de 2014.

Los ocho anclajes de las ruedas (dos por cada rueda) que sirven para evitar que las mismas se separen del vehículo en caso de un accidente también son nuevos. Además, el Audi R18 e-tron quattro 2014 está equipado con una estructura absorbente de choque en la parte trasera, un componente realizado en material plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) que absorbe la energía en caso de una colisión o alcance trasero. Y, por último, pero no menos importante, las regulaciones permiten ahora transmisiones con siete marchas, en lugar de las anteriores de seis marchas. El nuevo cambio y su actuación produce también un aumento en el peso.
Audi ha aumentado la utilización de CFRP en el R18 e-tron quattro. Por primera vez, esta temporada la columna de la dirección del sport prototipo está fabricada en este material, que sin embargo sigue estando prohibido en diversas áreas, como elementos de la suspensión o las llantas, que de acuerdo al reglamento, todavía tienen que ser de materiales metálicos.

Debido a esta nueva normativa el margen de maniobra se vuelve año tras año cada vez más limitado para los ingenieros. A pesar de esto, Audi logró su objetivo de peso en el R18 e-tron quattro para la temporada actual: el deportivo híbrido diesel se encuentra en el límite de 870 kilogramos. Y lo que es más importante: el nuevo Audi R18 e-tron quattro es más seguro, más ligero y más eficiente que cualquiera de sus predecesores, y la tecnología de construcción ligera de Audi juega un papel muy importante en este apartado.

TAGS:

No hay Comentarios



Puedes ser el primero en dejar tu opinión siobre este artículo.

Deja un comentario